LA OBESIDAD, ALGO SE HACE MAL

Por Juan Pablo Álvarez

La obesidad, algo se hace mal

¿Sabías lo que escribió en 1926 Gregorio Marañón, doctor en medicina, en uno de sus libros titulado “Gordos y flacos”?
Te lo cuento, dice lo siguiente:
La palabra gordo, resume multitud de conceptos de herencia, de costumbres, de carácter, de modalidades de la sensibilidad, y de inteligencia.
Como verás, desde entonces muchos estudiosos y científicos, venimos machacando en el tema de la alimentación, desde otro punto de vista y seguimos trabajando como un herrero al hierro, que a fuerza de machacar con el martillo, hace que salten chispas para que la sociedad repiqué con el mismo ahínco, y acaben finalmente por verlo claro.
La sociedad, que somos cada uno de nosotros, nos hemos acostumbrado con una naturalidad asombrosa, a ver la obesidad como una condición normal de las personas, hasta tal punto, que aquellos que tienen los cuerpos gordos, los asociamos a personas placidas, tolerantes, sosegadas, con buen humor y pacientes. De esta forma ipso facto, las eliminamos de la categoría de la anormalidad en nuestra mente, y por tanto las incluimos en la categoría de sanas y asunto solucionado.
Esta condición de las personas debiera verla como una “pre enfermedad” desde la infancia, que de forma lenta lleva a que se deteriore su metabolismo y aparezcan más pronto o más tarde, diversas enfermedades muy peligrosas para su vida.
Como sociedad, algo se está haciendo mal, pues la obesidad va en aumento a pasos agigantados. Encubrir esta condición anormal que nos invade, es lo peor que se puede hacer, es no reconocer que esta sociedad se está equivocando; que hay dentro de la misma impregnadas de unos errores, como venenos mentales, sobre la alimentación y la nutrición, estos errores  están arraigados en ella, siendo el resultado, una expresión de cobardía, por aquellos que lo saben y por otros que los ocultan a conciencia, para el que no lo sabe.
Así que no nos engañemos más como sociedad, reconozcamos que se está haciendo mal y como mínimo, procuremos ser conscientes del gran problema pues lleva a enfermedades muy graves.
Una de las características más sobresaliente del humano de nuestra sociedad, es no saber reconocer en sí mismo la existencia de su lado oscuro, mentirse a sí mismo con falsas creencias y no reconocer que se equivoca. Esto ocurre con independencia de la posición social y el nivel cultural.
La evolución biológica no es simplemente una cuestión de cambio con el paso del tiempo si no también que las personas perciban que no están alterando su proceso natural.
La obesidad iguala en sus proporciones a una epidemia a nivel mundial, indica la Organización Mundial de la Salud

El sobrepeso es el quinto factor de riesgo de muerte en el mundo

 Cada año mueren unos 2,8 millones de personas adultas consecuencia del sobrepeso o la obesidad
Postdata, para su información les muestro alguna de las enfermedades peligrosas causadas directamente por la obesidad.
Cardiomegalia (crecimiento del corazón). Esteatosis hepática (hígado graso). Hernia. Apnea del sueño. Estrías. Incontinencia urinaria. Infarto. Venas varicosas. Cor pulmonae (alargamiento del ventrículo derecho). Embolia pulmonar. Ovario poliquístico. Esterilidad. Enfermedad por reflujo esofágico. Colelitiasis (cálculos biliares). Ocasionados por el colesterol. Cáncer colorrectal. Disfunción eréctil. Insuficiencia renal. Hipogonadismo testículos y ovarios no funcionales. Cáncer de mama. Acantosis (afección de la piel que la engruesa u oscurece) propiciado por la deformación de la piel. Diabetes. Hipertensión (presión arterial alta). Hiperlipidemias (aumento de colesterol y triglicéridos). Más informacion en el libro PERDER PESO

Artículos y Vídeos de Juan Pablo Álvarez

Deja un comentario