TODO ES QUÍMICA, HASTA UNA CANCIÓN

Por Juan Pablo Álvarez

Franco BattiatoHay una canción de un cantautor italiano, Franco Battiato, que nos habla del amor y se titula “El animal" (L'animale).
Esta canción podría estar dentro de un apartado de la antigua práctica protocientífica y disciplina filosófica, como es la alquimia (arte de la transformación), que fue el pilar fundamental de la actual química.
En su exposición posee todo un sentido simbólico de antaño pues está escrita como los alquimistas escribían y hablaban de sus recetas en clave hermética, ya que de acuerdo al arte hermético «no se debe dar perlas a los cerdos», razón por los no iniciados muchos fracasaban al seguir al pie de la letra las diferentes recetas.
Si nos remitimos a una parte de nuestra anatomía el cerebro primitivo o reptiliano que consta de dos hemisferios al igual que el neocórtex con más de 400 millones de años y es 250 veces más rápido que nuestro cerebro cognitivo o racional al que le acompaña el sistema límbico o visceral que representa un núcleo fundamental del sistema nervioso. Este cerebro está compuesto de la parte superior de la médula espinal y los ganglios basales, el diencéfalo, y las partes del cerebro medio o diencéfalo que procesan las emociones. Todo ello descansa encima de la columna vertebral como un botón, en el centro de nuestras cabezas.
Este cerebro de mamífero buscan los beneficios más inmediatos sus decisiones siempre prevalecen sobre los otros dos cerebros el Córtex y Sistema Límbico.
Cuando se activan buscan de forma primaria la supervivencia, el placer y de rebote la reproducción, sea como sea igual que cualquier otra especie. Ellos no están para resolver problemas científicos o argumentar problemas etc. eso es para el neocórtex.
La coordinación entre ellos no se lleva bien y entran en contradicciones. Cuando ellos entran en acción son primarios, emocionales y ellos mandan y lo exigen, por otra parte intentan que el neocórtex racionalice esa acción a su favor les importa un bledo si es la adecuada o no.
Si consiguen su premio es el placer. Si no lo consiguen lo reclaman pues para ellos es el sufrimiento, el dolor y a veces la muerte.
Porque sucede esto, pues porque el ser humano es química y en la química hay reacciones que no las ve pero si se sienten y a diferencia de los alquimistas los que trabajamos en estos menesteres podemos exponerlas hoy en día la mayor parte de ellas sin que nos lleven a la hoguera.
Dicho esto veamos la canción desde esa perspectiva química: Cuando hay amor nos auto dopamos pues nuestro cerebro primitivo entra en acción nos suministra sustancias excitantes o estimulantes que sirven para lograr de modo no natural un mejor rendimiento igual que en una competición deportiva.
Porque por nuestro cerebro discurren la Feniletilamina un alcaloide un precursor de unas moléculas denominadas neurotransmisoras como es la Dopamina, que en si por su estructura es una catecolamina que cumple funciones de neurotransmisor en el sistema nervioso central, pueden también bloquear la recaptación de catecolaminas, efecto inhibidor.
Esta Feniletilamina actúa como simpaticomimético emula la acción del sistema nervioso simpático, por tanto promueve el incremento de la frecuencia cardíaca y presión arterial; a su vez, puede producir efectos deletéreos como taquicardia.
Si la Feniletilamina está muy alta la Dopamina también y por tanto nos sentimos forzados a conseguir lo que sea sin que nos importen las consecuencias; nos ponemos exigentes y de mentalidad fija.
No olvide que nacemos con todo un paquete genético de órdenes ancestrales programadas como, por ejemplo, conseguir territorio, establecer jerarquías, alimentarnos, ahorrar energía y perpetuar la especie, entre otras.
Puede desencadenarse por un intercambio de miradas, un roce, un apretón de manos, etc.
La feniletilamina que actúa como neurotransmisor o neuromodulador, es una droga producida por el cerebro de la clase de las anfetaminas, estimulantes del sistema nervioso. Si el cerebro, concentra una alta cantidad de feniletilamina, libera de B-endorfina que es un péptido opioide que alimenta la secreción de neurotransmisores como la dopamina, la oxitocina entre otras.
El cerebro entonces responde con sensaciones y modificaciones fisiológicas responsable de actos y sensaciones del tipo de amor. En la mujer contracciones uterinas, aumento de lubricación vaginal, en el hombre actúa en su capacidad de erección y la producción de testosterona en ambos se produce atracción, deseo, vigilia, “atontamiento”, falta de apetito, felicidad extrema que se asemejan a los del consumo de ciertas drogas como el cannabis, setas de la risa o anfetaminas.
En el caso del desamor, la persona deja de producir feniletilamina, Oxitocina y serotonina además de Dopamina de manera natural. La dopamina es clave como hemos visto del sistema de recompensa y la serotonina en los estados de ánimo. Como ya anteriormente es parte de la familia de las catecolaminas feniletilamina. Cuando hay mucha cantidad, vuela por los cielos.
La carencia o bajos niveles de forma brusca de este neurotransmisor y las otras moléculas en el organismo, la persona baja a los infiernos y puede desencadenar un estado psicológico inestable, creador de emociones negativas relacionadas con la ira, la agresividad situación, dolores amenazante a partir de ese pensamiento se manifiesta la violencia hay una respuesta que se materializa en una gran catarata de moléculas y reacciones químicas que le invaden a toda la persona al activarse las glándulas suprarrenales. Se inunda de adrenalina, el ritmo cardiaco, la respiración, la tensión, las pupilas se dilatan, la presión arterial aumenta hay un desbalance del sistema endocrino e inmunológico dando una respuestas inmediatas.
A partir de las feniletilamina C8H11N se pueden crear fácilmente drogas de síntesis como las anfetaminas y otras drogas estimulantes, pues pertenecen a la familia de las feniletilaminas con un grupo metilo de sustitución en la posición alfa (primera) del carbono.
El termino carbono alfa se aplica a las proteínas y aminoácidos Son posibles numerosas sustituciones de la estructura de la feniletilamina, que dan como resultado diferentes compuestos similares a la anfetamina (betafenilisopropilamina racémica).
Canción EL ANIMAL de Franco Battiato
Letra de la canción EL ANIMAL de Franco Battiato:

Vivir no es muy complicado
si puedes renacer después y cambiar varias cosas,
Mientes, tú mientes bien.
Cuando te tengo junto a mí tu me das la razón
y quisiera decirte que prefiero estar sólo,
y el animal que yo llevo dentro
no me ha dejado nunca ser feliz.
Me roba todo, hasta el café.
Me vuelve esclavo de mis pasiones,
sin desistir jamás, y nunca espera.
Y el animal que yo llevo dentro te ama a ti.
Dentro de mí chispas de fuego
y el agua que lo apagará.
Si quieres ver como arde espárcelo en el aire
o déjalo en la tierra.
Y el animal que yo llevo dentro
no me ha dejado nunca ser feliz.
Me roba todo, hasta el café.
Me vuelve esclavo de mis pasiones,
sin desistir jamás, y nunca espera.
Y el animal que yo llevo dentro te ama a ti

Artículos y Vídeos de Juan Pablo Álvarez

Deja un comentario