¿Padeces alexitimia?

¿PADECES ALEXITIMIA?

Por Juan Pablo Álvarez

Quizás padezcas alexitimia
Por lo que se refiere a las rupturas de matrimonios de personas de diferente sexo, la edad media a la ruptura se ha incrementado año a año desde 2006, año en que la edad media de las esposas fue de 40,52 años y la de los esposos de 43,16 años, a 2011, en que la edad media a la ruptura ha sido de 42,33 años para las esposas y de 44,91 para los esposos.
El número de rupturas de matrimonios de personas de diferente sexo, en España en el 2011, fue de 110.332. La duración media de esos matrimonios había sido de 15,68 años (7,74 años en el caso de las nulidades, 20,79 en el de las separaciones y 15,35 en el de los divorcios). En cuanto a la duración media de los procedimientos de disolución de matrimonios de personas de diferente sexo que finalizaron en 2011, fue de 4,97 meses (5,01 meses en los divorcios, 4,36 en las separaciones y 9,93 en las nulidades).
En el año 2010 se registró en España una ruptura matrimonial cada cuatro minutos y 40% de las rupturas fueron conflictivas. Las causas más habituales entre las parejas para que surja la crisis son “incompatibilidad de caracteres y los problemas sexuales". Cuando los miembros de la pareja no se entienden son normales las fricciones. En cuanto a los problemas sexuales, "la crisis no viene tanto por la falta de sexo, sino por las consecuencias que conlleva la falta de sexo".
Cuando una parte de la pareja siente un deseo que no es correspondido, puede desarrollarse resentimiento o rabia. No siendo conscientes ninguno de ellos que puede ser el causante un proceso bioquímico, que por lo general desconocen, como por ejemplo, a veces, ocurre que cuando una mujer acaba de ser madre pone casi toda su atención en el hijo. "Si además las relaciones sexuales disminuyen, muchas veces el hombre busca fuera de la relación lo que no encuentra en ella”.
Si el hombre conociera el comportamiento sexual de la mujer así como la mujer que esto le puede ocurrir y que en esa etapa es normal y predecible. El motivo no es porque ha dejado de amarle sino que es que una hormona se produce en esa etapa siendo variable la duración e intensidad que le incita a no tener relaciones sexuales y que esto desaparecerá cuando esa hormona disminuya su producción.
Otra de las causas más frecuentes de una crisis es la infidelidad. Por eso, "la fidelidad no debe ser algo que uno se impone. Debe ser un deseo".
Por último, un motivo más de crisis son los problemas de comunicación. Cuando una pareja empieza o parece entrar en crisis deben averiguar cada una de ellas su aptitud ante las emociones y pensar con claridad ¿pero cómo saber canalizar sus emociones negativas? En ocasiones, una relación que parecía idónea empieza a hacer aguas. Los miembros han cambiado con el paso del tiempo y sus intereses no parecen ir por el mismo camino. ¿Es culpa de uno de ellos o es de los dos? ¿Saben cómo es su inteligencia emocional? ¿Y en qué grado? ¿Saben realmente como actuar o simplemente creen saberlo? Esto es muy importante conocerlo para superar la crisis.
Hay un caso extremo de comunicación llamado alexitimia aunque no todas las personas tiene el mismo grado donde, la buena comunicación es imposible para ellos, no siendo consciente de ello se convierte en un reto al no poder compartir, ni casi entender, sus propias emociones con la pareja, evitan hablar de cuestiones íntimas o sentimentales para centrarse más en las conversaciones asépticas y objetivas no entrando en el nudo de la cuestión, suelen responder a situaciones conflictivas mediante la agresividad, este trastorno no tiene tratamiento pero si se pueden paliar y mejorar sus relaciones sexuales, etc. (Blanchard et al., 1981; Shiko 1982) se encontraron unas tasas del 8 % de varones alexitímicos frente al 1,8 % de mujeres).
Os aconsejo antes leer mi libro CÓMO AUMENTAR SU DESEO SEXUAL, ya que contiene diferentes test y ciertos capítulos que se incorporan en mi libro que os ayudaran en primera instancia como una guía para conocer donde radican los problemas hasta que punto un o los dos es detonador que impide resolver el conflicto y una vez sepáis por separado como sois podéis hablar y llegar a solucionar el conflicto por vosotros mismo y si a pesar de eso no sois capaces de resolverlo como última instancia. Acudir a un terapeuta cualificado, nunca tomará partido por ninguno de los componentes. Su trabajo consistirá en que las dos personas consigan dialogar y entiendan qué sucede en la relación. Intentará que descubran cuáles son sus deseos y si realmente quieren continuar o no con su unión.

Artículos y Vídeos de Juan Pablo Álvarez

Deja un comentario