Sorpresa, lo viejo se vende como nuevo

SORPRESA, LO VIEJO SE VENDE COMO NUEVO

Por Juan Pablo Álvarez

Quizás hayas oído hablar como un invento moderno, unos productos del mundo de la alimentación denominados alimentos autocalentables.
¿Pero es tan moderno como dicen?
Si buceamos en la historia, desde que el mundo es mundo la raza humana se las han ingeniado para hacer más fácil su vida, inventando todo tipo de objetos y artilugios más o menos acertados.
Algunos de estos descubrimientos han sido brillantes y otros han permanecido en la oscuridad.
En este artículo desempolvo un invento, basado en la química, que se comercializa hoy día por diferentes empresas, como moderno y novedoso.
Cosa que no es totalmente cierta pues la aplicación de estos procesos químicos se utiliza desde los inicios de siglo XX, que comenzó con la primera campanada de la media noche del 1 de enero de 1901 y terminó cien años más tarde con la primera campanada de la media noche del 1 de enero del 2001.
El autor de su aplicación para la alimentación fue un ingeniero italiano, Francesco Guida, la idea se le ocurrió a raíz del problema que tenía en su familia, de calentar el biberón de su nieta cuando iba a esquiar.
Tardó diez años en perfeccionar la idea y patentarla a nivel mundial.
Su aplicación comercial era para uso de montañeros, excursionistas y sobre todo en el ámbito militar.
En las últimas décadas lo que realmente es actual y novedoso no es la química que conlleva el producto, son los llamados envases activos incluidos los autocalentables que se incorporan en el, los que hacen que la química funcione de acuerdo a lo establecido.
Resultados obtenidos por el desarrollo de los estudios de ciencia, tecnología y sociedad o de otra forma expresado el I+D+I.
Veamos qué nos dice la química:
QUE PARA FUNCIONAR, SE NECESITA UN ENVASE ESPECÍFICO PARA QUE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS QUE CONTIENE SE MEZCLEN, REACCIONANDO CON DESPRENDIMIENTO DE CALOR Y LO TRASMITA A LOS ALIMENTOS.
Veamos qué nos dice la ciencia, la tecnología y la sociedad:
Que sea UN ENVASE de diseño ATRACTIVO, de COSTE ECONÓMICO, DE FORMA SEGURA PARA EL CONSUMIDOR y NO CONTAMINANTE.
Cuando ambas se unan harán que un invento del pasado, como el del ingeniero Francesco Guida, pueda llegar al siglo XXI como novedoso y con alta captación del consumidor, si no es así no dejará de ser un invento del pasado y lo viejo nos lo venderán como nuevo.
“Regla de oro” Las ideas son fáciles de tener, lo difícil es desarrollarlas
No creas que los proyectos que no llegan a buen fin han de ser vistos como una forma de aprendizaje.
Mide tus posibilidades, no todas las buenas ideas dan sitio a buenos negocios, antes de ponerte en acción analiza qué vas a ofrecer, si tendrás hueco en el nicho de mercado y si puedes abordar los recursos que te harán falta para llevar a buen fin tu idea.
Ser o no ser, esa es la cuestión

Artículos y Vídeos de Juan Pablo Álvarez

Deja un comentario