El MISÁNTROPO Y LOS ANIMALES

Por Juan Pablo Álvarez A.

El misántropo y los animales

Una de las formas más sutiles que suele tomar el verdadero aborrecimiento del humano al humano es el amor a los animales irracionales. Ya en 1912, Salamanca, Miguel de Unamuno decía que el que se enamora de un perro, un gato, etc. es por odio a sus semejantes y su amor proviene de que no le hieren su humanidad ni le excitan su envidia.
Pero veamos si esto que decía Miguel de Unamuno en 1912 se había ido por las paredes o tenía visos de ser cierto en el siglo XXI en que vivimos.
En la actualidad los animales han ocupado un gran espacio entre los seres humanos. Incluso, los perros y los gatos se han convertido en hijos y miembros de la familia. Hay expertos conocedores  de caninos y de gatos que opinan que ese exceso de cariño se ha transformado en maltrato animal.
Los tratan como seres humanos y por eso se pueden ver restaurantes de lujo para perros, escuelas, fiestas de cumpleaños, clubes, peluquerías, almacenes de ropa y otros establecimientos dedicados a someter a los animales a actividades propias de las personas.
Expertos como el norteamericano Gary Francione, abogado y especialista en derechos de los animales, considera que la humanización de los animales es moralmente negativa ya que les impone sufrimientos innecesarios. Francione considera que los dueños les imponen reglas humanas y que atentan contra la identidad animal.
¿Es normal que haya personas que  sientan tener más empatía por un animal no humano que por una persona humana?
Quizás esta otra experiencia del año 2018 le quite la razón a Miguel de Unamuno leámosla:
Se realizó un experimento dirigido por varios investigadores  de la Georgia Regents University y el Cape Fear Community College, su objetivo era saber cómo empatiza el ser humano con los animales cuando toca enfrentarse a un dilema moral.
Exactamente, se propusieron ver en qué medida las personas se comportan mejor con animales o con humanos.
Utilizaron como muestra un grupo de 573 personas de todas las edades. Fueron puestos en una situación hipotética en la que un autobús descontrolado ponía en riesgo la vida de dos seres (un humano y un perro que era su mascota). Ellos debían elegir a cuál de los dos salvar.
Veamos el resultado de su determinación:
El 40% de las personas eligieron ayudar salvar al perro porque era su mascota y dejar que se muriera el humano pues era un turista anónimo. Sucedió algo parecido si la persona era alguien desconocido de la misma ciudad (un 37% se decantaba por salvar al perro).
¿Estamos yendo a una sociedad misantrópica? Por si acaso hagámonoslo mirar.
La misantropía (del griego μίσω miso 'yo odio' y άνθρωπος anthropos 'hombre, ser humano') es una actitud social y psicológica caracterizada por la aversión general al género humano.
Hay una frase que dice:  podemos imaginarlo todo, predecirlo todo, salvo hasta donde podemos hundirnos.
Mal que pese sigue teniendo razón Miguel de Unamuno.

Artículos y Vídeos de Juan Pablo Álvarez

Deja un comentario